• 91 607 75 04 / 601 047 131
  • cdental.verita@gmail.com

Archivo de autores

Inflamación gingival: gingivitis

La gingivitis se define como la inflamación de la encía debida a los efectos de los depósitos de biofilm (placa dental), que la irritan e inflaman. Más del 50% de la población española sufre inflamación gingival y más de la mitad de la población española mayor de 35 años tiene gingivitis.

Existen diferentes motivos por los que aparece esta enfermedad, como los asociados a factores locales (higiene oral insuficiente o incorrecta, malposiciones dentarias, obturaciones desbordantes,…), factores sistémicos o consecuencia de fármacos y/o malnutriciones.

La gingivitis asociada a factores locales puede desarrollarse en un periodonto sano y generalmente está asociada a la retención de biofilm por una higiene insuficiente, a un trauma oclusal, malposiciones dentarias, ortodondia fija y removible y prótesis dentales.

La gingivitis modificada por factores sistémicos se caracteriza por verse modificada en su evolución por factores generales tales como la gingivitis asociada al sistema endocrino (embarazo, pubertad, ciclo menstrual y diabetes no controlada).

La gingivitis modificada por fármacos es consecuencia del consumo de determinados fármacos, entre los que se encuentran los inmunosupresores.

La gingivitis modificada por malnutrición es consecuencia de déficits nutricionales como la deficiencia de ácido ascórbico que proboca una respuesta inflamatoria de la la encía a la placa agravada por niveles crónicamente bajos de ácido ascórbico.

Las repercusiones de la gingivitis son importantes pudiendo haberse demostrado una clara relación con ciertas enfermedades como son la diabetes mellitus (empeoramiento del control de la glucemia), enfermedades coronarias y cardiopatías y enfermedades pulmonares (la gingivitis puede incrementar algunos factores que intervienen en la coagulación sanguínea lo que conlleva un riesgo mayor de sufrir enfermedad vascular). Se estima además que un 8% de los casos de endocarditis infecciosas (infección del endocardio de las válvulas cardiacas) está relacionada con enfermedades periodontales.  Los pacientes periodontales con gingivitis y mala higiene bucal tienen más riesgo de desarrollar enfermedades pulmonares crónicas. Así mismo, existe relación entre enfermedad periodontal y embarazos prematuros y recién nacidos de bajo peso.

Para evitar o tratar la gingivitis es indispensable el cuidado diario de la cavidad bucal. El cepillado diario con una pasta dentífrica que contenga flúor y el uso de cepillos interproximales, cinta o seda dental son métodos recomendados para la eliminación del biofilm.

Es importante instruir al paciente en las técnicas de un correcto de cepillado. Es conveniente utilizar un cepillo con filamentos de consistencia mediana para evitar dañar la encía durante el cepillado. En las zonas de difícil acceso hay que utilizar cepillos interproximales, recomendándose el uso de irrigadores bucales en casos de mayor propensión a la gingivitis (embarazos, portadores de implantes dentales) ya que por su acción mecánica producen un efecto estimulante sobre la encía además de limpiar de forma muy efectiva. El empleo de un colutorio adecuado al tratamiento, como complemento a la higiene bucal diaria, se considera un medio muy efectivo que aumenta la eliminación del biofilm oral.

ClínicaDentalSanTelmo

Ansiedad en la consulta del dentista

Muchas personas padecen ansiedad, en diferentes grados, cuando visitan la consulta del dentista. En ocasiones el temor experimentado es tan intenso que puede incluso provocar que la persona se niegue a hacerse determinados tratamientos. A veces las personas anticipan a la sensación de dolor que creen van a sentir y en otros casos manifiestan preocupación por el nivel de comprensión del profesional hacia sus temores. Una experiencia negativa vivida en el pasado también podría influir en la manifestación de actitudes negativas hacia el dentista. Es también frecuente encontrar pacientes que se sienten asustados por los diferentes “utensilios” que el profesional puede utilizar durante el tratamiento.

Es realmente importante controlar la ansiedad ya que en la actualidad la odontología ha mejorado notablemente en las técnicas indoloras, adaptándose rápidamente a los avances tecnológicos con el principal objetivo de ofrecer una mejor y más cómoda atención al paciente.

Si eres una de esas personas que con frecuencia sufre psicológicamente antes incluso de entrar en la consulta del odontólogo, en este artículo te proporcionamos algunos consejos para ayudarte a superar éste miedo.

Comparte tus preocupaciones con el dentista. Ellos son profesionales de la salud y tienen un profundo conocimiento y sensibilidad hacia los sentimientos de los pacientes. Realiza todas las consultas que desees y pregunta aquello que quieras conocer sobre el procedimiento o tratamiento antes de que éste comience; las dudas que tengas serán resueltas y ello te hará mantener la calma y te ayudará a sentirte más seguro.

Concéntrate en tu respiración. Antes de  acudir a la consulta aprender algunas técnicas de respiración y relajación. Cuando focalizamos nuestra atención en la respiración y lo hacemos lentamente, los niveles de estrés se reducen notablemente.

Identifica la causa de tu miedo. Es aconsejable identificar qué es lo que provoca la ansiedad y reflexionar sobre ello para llegar a  comprenderlo.

Pide una cita. Si necesitas hacerte un determinado tratamiento y estás decidido, no esperes más y pide cita con tu dentista. Elije la hora que más te convenga para que puedas prepararte mentalmente y estar tranquilo. No lo prolongues más: cuanto antes, mejor.

El miedo puede ser un obstáculo en todos los aspectos de nuestra vida. Por ello, trabajar en la superación de los miedos contribuye a la mejora de la salud tanto física como mental. Liberarse de las preocupaciones genera una agradable sensación de libertad.

ClínicaDentalSanTelmo

Diabetes y enfermedad periodontal

Una de las complicaciones más frecuentes de la diabetes suele ser la periodontitis (destrucción del hueso que soporta al diente debido a una inflamación e infección bacteriana).

El paciente con diabetes tiene tres veces más posibilidades de padecer esta infección de las encías, estando la enfermedad periodontal directamente implicada en el desarrollo de complicaciones asociadas a la diabetes, como retinopatía, neuropatía, enfermedades coronarias o accidentes cerebrovasculares.

Además, la periodontitis severa puede representar un importante factor de riesgo en la progresión de la diabetes. El paciente diabético tiene mala tolerancia a las infecciones ya que éstas provocan resistencia en el organismo a la acción de la insulina; se producen alteraciones en los niveles de glucosa que pueden llevar a situación graves (como el coma diabético). Por todo ello, es muy importante evitar las infecciones de origen bucodental.

La prevención de la periodontotis es la mejor forma de controlar la influencia negativa que esta infección provoca en el paciente diabético. Para ello es fundamental que realice revisiones bucodentales periódicas y el odontólogo debe instruir al paciente en medidas de higiene bucodental.

Si la diabetes está bajo control, los tratamientos quirúrgicos (extracciones, cirugía de implantes, regeneración ósea, etc.) pueden ser realizados.

 

ClínicaDentalSanTelmo

Los implantes también se cuidan

Los implantes requieren  un cuidado e higiene exhaustivos por parte del paciente; de lo contrario se favorece la aparición de enfermedades periimplantarias como la mucositis o la periimplantitis.

La periimplantitis es la destrucción del hueso que soporta el implante debido a una inflamación o infección bacteriana irreversible.

La mucositis es la inflamación de la encía del implante y se manifiesta por el sangrado, sin pérdida de hueso. Es reversible.

Como medida de prevención es importante una boca sana como punto de partida. Si antes de colocar los implantes se trata la periodontitis y posteriormente se controla correctamente, el riesgo de pérdida ósea alrededor de los implantes se reducirá considerablemente.

Hay dos signos que nos pueden avisar sobre la presencia de mucositis y periimplantitis y que, por tanto, requieren la consulta urgente al odontólogo: la inflamación de la mucosa alrededor de los implantes y el sangrado de las encías alrededor del mismo.

Los principales factores de riesgo son: presencia de placa bacteriana, antecedentes de periodontitis, factores genéticos y el consumo de tabaco.

No obstante, la prevención es fácil. El mantenimiento de una cuidadosa higiene bucal eliminando adecuadamente la placa bacteriana, la visita regular al odontólogo y la supresión de hábitos perjudiciales, son las claves para evitar que aparezca la periimplantitis.

Implante dental unitario

 

ClínicaDentalSanTelmo

Ortodoncia fija, removible, invisible

Realizamos todos las clases de tratamientos de ortodoncia en niños y en adultos

Ortodoncia fija, removible e invisible

La consulta y el estudio de ortodoncia no tienen coste para el paciente y se incluyen en el tratamiento

ortodoncia fija con brackets

Tratamiento de ortodoncia fija con brackets

ClínicaDentalSanTelmo